Reubicados en el espacio tiempo.

4 Mayo
Habremos dormido unas 12 o 14 horas ,un duro suelo bajo nuestras espaldas, pero al menos calentitos. Durante la noche se han escuchado los ruidos de los animales, en su momento de gobernar la isla. El Sol se pone pronto y a partir de ahi escuchamos los ruidos desde el interior de la tienda. Una pena que las tiendas de campaña no tengas ventanas, pensamos. Ahora somos nosotros los animales de madriguera.

El ruido del mar continua, es el reloj auténtico del tiempo.

Despertamos al mismo tiempo, sincronizados por las ganas del nuevo día.

Primer pensamiento:
Estamos en Nueva Zelanda

Segundo:
Habrá salido ya el sol?..Aun no! Salimos corriendo de la tienda, y cruzamos los 5 pasos hasta la playa. El cielo está nublado pero se intuye el milagro de cada día. Sin saber de donde sale el sol, la magnitud de ese momento es indescriptible…por fin llega,

¡Hola Sol!

amanecer en el camp

 

Anuncios

Publicado por

amaia creativa

No hay felicidad si no hay creatividad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s