8 abril


Estamos llegando al final del camino…A Santiago! Pero de Chile… Muchas son las rutas, los destinos, los lugares, pocas las personas que chocan con nuestras casualidades y se reciben con las puertas de la gratitud abiertas.

En un hotel de la calle cienfuegos de Santiago…todo en este país suena a poesía.
Paseamos por sus calles cálidas de asfalto, torres pero no del Paine son edificios llenos aunque esta vez no hay abejas.
Añoro el Sur, pero Santiago tambien tiene alma, la de su historia, que hoy vamos a recorrer , por eso hoy domingo de resurrección vamos a ir poco a poco despertando.

Santiago es una de las 5 capitales mas grandes del Mundo, aunque hoy hemos hemos visitado buen aparte de ella, es fácil no perderse.
De calles anchas y edificios visiblemente emblemáticos, Santiago tiene ese orden con las que cuentan algunas ciudades después de su expansión.
Algunas calles etán vacias pero al doblar una esquina, montañas de chilenos y turistas se agolpan en los misterios de sus hormigueros..
Presenciamos un espectáculo de humor en la calle, el cómico que habla mucho y recauda mas, en una hora pasa 5 veces la gorra, haciendo diana en áquel que osase abandonar el círculo en medio del espectáculo. Trampa de humillación mortal, el dinero suena al caer.
Nosotros no nos libramos de su arma viperina, ¿de donde son? España! Devuelvanos la plata!!! reclamando deudas al pasado.

Una anciana ciega canta agitando su huchita en la puerta de un comercio.

Los predicadores, jóvenes con la biblia en la mano, claman al cielo para los curiosos que atentos los escuchan.
Un jugador de ajedrez nos invita a jugar, alabando el nivel del juego en España. Qué carácter tan humilde, no somos merecedores de tantos halagos pero el conversando recuerda sus años de juventud en Barcelona y parece que fueron gratos a la vista de su sonrisa.
La calle, muy callejera, con mucha vida, tomamos un mate con huesillo que está delicioso, y decidimos dejar parte de la visita para otro día. Santiago como todas las ciudades tiene mucha vida pero también te la quita. Caminar sobre el asfalto agota mas que por la tierra,

Arte música, calle cultura, teatro, signos de ciudad, todos venden y compran, la diferencia está en las personas. Aqui también vivió Neruda. El nos ha regalado un bonito poema que ya conocíamos y que hoy nos ha hecho volar por Santiago.







Anuncios

Los Antiguos. Argentina.


Todos somos antiguos, reza una pintada callejera.
Cruzar al otro lado de la cordillera es cambiar el registro al 100%.
Casas de ladrillos, coches pequeños, aceras asfaltadas y una nueva actitud es la que nos sitúa en la pampa argentina.

Bares, restaurantes, mercados superabastecidos de productos innecesarios, como galletas de mil colores, frutos secos recubiertos de todo tipo de dulce de leche, nos seduce a entrar en el laberinto de la pequeña tienda del pueblo.

Caminamos desubicados por sus calles excesivamente señaladas hasta llegar al hostel para la cena. Una pareja nos recibe al abrir la puerta, no parece haber nadie mas alojado, así que la conversación en la cocina es fácil y obligada.

Vienen de Israel, con la mala fama a cuestas, pero con el encanto por delante. Conversamos sobre su viaje, recorren el continente sudamericano en motocicleta, inspirados por la aventura del Che Guevara, no llevan mucho tiempo de viaje apenas 2 meses pero se les ve preparados, comida racionada, con los aportes necesarios, hablan despacio con un buen ingles, su tono relajado nos transmite las costumbres de su país. Servicio militar obligatorio para hombre y mujeres (de 18 a 21 años) durante 3 años, con un año de viaje pagado por el estado (500$), a cualquier país del mundo. Yo, mujer pacifista y soñadora no doy crédito y pregunto con el ansia de llegar a entender el sentimiento del pueblo israelí, pero como ya aprendí con Pinochito, es mejor no generalizar.

Agradecidos de aprender de su cultura, nos damos los correos para seguir en contacto durante nuestra aventura. El vínculo de los viajeros nace crece y muere muy rápido, pero casi siempre son inolvidables

Mañana si todo va bien, improvisaremos la dirección, Norte (dirección Bolsón) o Sur (Perito Moreno) Dejaremos que los sueños decidan por nosotros.

Lindas noches argentinas.

campa campa..vaca..campa

 

3 abril La suerte del autoestopista austral

Carretera Austral con Pinochito
Hoy nos ha tocado la lotería! Con un buen despertar, y unos bocadillos de carne, nos hemos echado a caminar en busca de un destino incierto dirección Argentina.

Primer intento, se acerca un auto

 y esta vez el primer intento es un premio. Un pick up rojo, como tantos que vimos pasar en el Quehulat, esta vez nos recoge conducido por un caballero de camisa de marca y ojo claro. Pinochito, decidimos apodarle poco mas tarde. Su dirección a Chile chico, nos acerca toda una etapa de una sola tirada.

En compañía de el Señor Pinochito la conversación es fluida, aunque nos da su opinión quizás algo precipitadamente sobre la problemática de la Región de Aysen, que nos deja comprometidos con nuestras respuestas y el desierto de montañas que vamos atravesando.
Sus ideas rebozadas con insultos hacia los mapuches, desde que carecen de derecho a exigir, si además de flojos viven aislados por su voluntad, y si además de no ser escuchados desde Santiago encima de todo, no son mas que un problemilla sin importancia…

Callamos. Dejamos que nuestro corazón con razón de viaje hable por si solo. Tratando de llenarnos los ojos de vistas maravillosas, los oidos los dejamos en un último plano y mientras nuestras palabras fluían desde el buen karma , entendimos que el mundo esta hecho de gente diferente pero los sueños nos acaban uniendo, Pinochito nos hace preguntas sobre nuestro viaje, y entre ratos se le ve feliz.

El viaje a pesar de ese mal comienzo continua harto agradable. Hablamos de Naturaleza, nuestra anécdota del ventisquero colgante parece impresionarle. El paisaje mientras rodamos sigue siendo espectacular, cielo azul, la carretera asutral, los fiordos, montañas afiladas, lagos interminables, es imposible no sentirse parte de un todo. Javi exclama en un instante, ¡Un condor!. Paramos en la cuneta y entusiasmado lo vemos surfear el aire a cámara lenta. Otro regalo que nos da Chile.

Continuaremos hasta chile Chico y somos invitados a almorzar, parece nuestra compañía agrada al señor Pinochito que también ha quedado para comer con el señor Pato que nos presenta a la entrada del restaurante peor afamado en el pueblo, según nos cuenta pato en cuanto al camarera se dio la vuelta.
Pato no come salmón. El último fin de semana se celebró u famoso campeonato de pesca en el lago de Chile chico, Pinochito nos cuenta que Pato se llevo el premio por su pieza de no recuerdo cuanto kilos. Pero porque Pato no come salmón, eso no lo contó.

Durante el almuerzo siguieron algunos comentarios jocosos de Pinochito a su amigo/ empleado y mapuche, por el que no pude contener más mis palabras y escapa de mi boca, un no se puede generalizar, con cierta irritación.

Aquí se pidió la cuenta para despedimos, no sin darnos un abrazo de agradecimiento, y un mapa que nos entrega Pato con el consejo de que al pasar la frontera argentina, busquemos a su primo que vive en los Antiguos para que nos guíe hasta el Perito Moreno.

Otra ración mas de suerte que no podemos digerir como el salmón que no comía Pato, y sobre el que además tenía razón. Estaba seco.

2 Abril Puerto Tranquilo y un final de shock!

Este lugar no se llama así por nada. Amanece un cielo recortado por las altas montañas. El lago hoy ondula levemente, la noche ha sido ventosa y el vierto nos ha despertado golpeando la cabaña del amor, aunque ha sido divertido ver las sombras de los árboles jugaran haciendo sombras chinescas de animales

Intentamos sin mucha suerte llegar al glaciar de los exploradores, pero la cosa esta difícil, estamos fuera de temporada, verano no es buena temporada para los glaciares, poca gente sube a visitarlo y el precio para 2 es exagerado. Se necesita vehículo, guia y equipo para caminar por el hielo. Aun así recorremos todo el pueblo en busca de mas pistas para llegar. Hablamos con las señoras de las tiendas de comestibles, de la cafeteria Comida al Paso, el mecánico, el señor encantador del hotel Las Torres el carnicero, el locutor de Radio Patagónica…pero la solución no llegaba. Aunque su interés por ayudarnos ha sido muy gratificante.

No siempre se consigue lo que se busca pero vale saber cuanto se gana en el intento.

El shock llega desde el lado argentino. El plan B de llegar al Perito Moreno se trunca por un error cartográfico. Nuestro. El nombre del pueblo Perito Moreno dista del glaciar en 1200 km, y no tenemos mucho mas tiempo, 1 semana en tierra chilena. Llegaremos a completar misión?

El tiempo corre y puerto tranquilo, nos aconseja que sigamos su ejemplo

estufa/tostadora

 

1 Abril Comenzamos un nuevo mes.

Ya alcanzamos los mas de 25 días en esta tierra chilena que cada dia me gusta mas. Amanece domingo tras una noche insueña. Ruidos, alarmas irrumpen en mitad de la noche. Escuchamos la noticia, un concejal de Coyhaique ha sufrido un atentado en su casa, no ha habido víctimas.

Coyhaique, ciudad de servicios de la Region de Aysén, metrópoli de las montañas patagónicas. El pueblo está en lucha, en protesta contra el gigante empresarial eléctrico Endesa (española) amenaza romper el ecosistema con la construcción de una hidroeléctrica.
Coyhaique lucha, sus escaparates rotos y sus círculos negros en el suelo son la huella viva de este pueblo y de su revolución.

Aunque nada puede detener el amanecer , un domingo claro, de nubes rosadas. El desayuno preparado en el Hostel Patagonia. Mateo el niño de los dueños de hostel, corretea con su pelo albino erizado…

Partimos hacia Puerto Tranquilo. Otro tramo de la carretera austral, avanzamos en un bus que corre demasiado, me marean sus curvas y el silencio que se respira alrededor. Mirando el paisaje el miedo se diluye. Torres montañosas nos rodean, lagos color turquesas semipreciosos salpican el escenario de esta etapa.

Me voy quedando adormilada, y agarro a Javi de la mano.
Hoy hace 2 años que nos conocimos.

rEVOLucion en Coyahique

13 Marzo ¡Qué suerte!

Punta Lobos

Hoy he escuchado que para hacer algo bonito primero tiene que ser feo…
Yo a esto le encuentro sentido en este día.
Amanecer sintiéndome oscura en el hotel Bahía de Pichilemu.

Decir que este lugar es maravilloso se queda corto. Puro mar pacífico de fondo, como un gran cuadro de el mejor Museo.
Tanta belleza me abruma.

Olas infinitamente largas que parecen no terminar rompen a cámara lenta. Un mar demasiado grande para surfear, y que sueño desde tierra.

Mientras escribo, una mariposa viene a verme
Nos hemos cambiado de hotel, un rincón de Pichilemu, enfrente del mar donde un tsunami en el 2009 arrasó por completo el paseo marítimo y casas aledañas. Las cabañas de este hotel son de nueva construcción, y se escapa de nuestras posibilidades pero soñamos que podíamos conseguirlo y tras negociar con una joven que quiso participar de nuestro viaje, lo conseguimos

Tenemos 4 días de amor, lujo y moscas!!

31 Marzo Y hablamos bajito para no enfadarnos

Ayer fue un dia auténticamente aventurero. Sin saber más que el nombre de nuestro punto de destino, nos lanzamos a una etapa, una de las mas difíciles de la carretera Austral, a golpe de suerte y pulgar levantado. Mis intenciones, confiadas y positivas siempre en que hay un ángel siempre que te ayuda, pero a qué precio? y cuanto tarda en llegar… Salimos de Puyuhuapi en el auto de un joven ingeniero que nos acercó 14 km hasta su lugar de trabajo, la piscifactoria de salmones del rio Risopatrón. Animos altos, día soleado, delfines, un mundo ideal con todo a favor.

Esperamos el siguiente golpe de suerte que tarda algo más, 1 hora. 2 señores vienen de comprar quesos, que viajan con nosotros en el asiento de atrás, nos acercan 20 km más. Viendo el tránsito de la carretera el destino final parece ir cambiando entre Puerto Cisnes y Coyhaique. Nuestros amigos del queso apenas nos dirigen la palabra, solamente nos transportan, como a los quesos, asi que aprovechamos para disfrutar del increíble paisaje del Parque Quehulat, montañas nevadas, y cataratas por los arcenes, el puro ripio de la carretera Austral hace incómoda la conversación, la voz se quiebra por lo que agradecemos por dentro y por fuera el silencio del transporte gratuito.

Bajamos y …esperamos, esperamos y caminamos. Un coche cada media hora pero nadie para, saludan y saludamos, nos sonríen y devolvemos la sonrisa pero nadie puede parar, los coches van llenos de gente, turistas, otros llenos de carga.
Cargados como mulas caminamos entre montañas y rios, el sonido del agua fluvial nos hace girar la cabeza esperando la llegada del próximo auto, espejismos.
Nos vamos quedando sin agua, y por supuesto no compramos comida. Mal genio.
De repente se me apunta de ingeniosa autoría del autostop. Descarga emocional. Yo me siento mas molesta por la actitud que por el peso de la mochila o la falta de agua y comida. ¡qué maneras tan distintas de ver la misma situación!

Nos separamos. Javi va por delante, yo voy cargando con el peso extra de la responsabilidad.. Gritos y amenaza de terminar allí mismo el viaje…sisi pero primero hay que salir de ésta!

Los coches que pasan ya no sonríen, nos ignoran, caras de “no es mi problema” nos hacen sentir inmigrantes abandonados a nuestra suerte en una situación casi extrema. (Aunque todavía queda sol, Javi amenaza con la caída de la noche…)

Yo confío

En una curva cerrada, inicio de las 33 curvas de ascenso que llevan al Bosque Encantado, nos detenemos. Ami, que hacemos?. Solo habremos recorrido 40 km desde el punto de partida y quedan…ni lo sé! Pero Javi tiene mas idea, y ese es su miedo.
En ese momento él se acerca a mi, me abraza y me da un trozo de zanahoria. Nos animamos a seguir, esa curva es peligrosa. Y cuando ya soltamos el mal karma…

Pasa una furgoneta llena de jóvenes, dedo al alza pasan a ser manos que suplican y consiguen pararla. Recibimos el gesto con tanta alegría que no nos entendemos con palabras pero con gestos nos invitan a subir a la parte trasera del pick-up, para viajar entre maletas por las 33 curvas en ascenso del Qehulat.

El tránsito en esta camioneta nos lleva por el tramo mas duro y a la vez el mas bello. La felicidad de ir motorizados nos inunda mientras me agarro brutalmente a los hierros del portón y con la otra mano a Javi que mira las montañas hipnotizado por el paisaje y el momento vivido.

Nos quieren dejar a puertas del bosque encantado pero al despedirnos, caemos en la cuenta de que nuestros idiomas son el mismo, Chilenos ellos se ríen de la confusión y aceptan a llevarnos un poco mas adelante donde comienza la carretera asfaltada y el cruce divide los caminos entre Puerto Cisne y Coyhaique.
Se despiden de nosotros llenándonos de sonrisas y agua. Amable Chile Gracias eternas!!

En un cruce de caminos, una garita solitaria y una frase escrita en su banco:
“Yo soy libre porque desde aquí yo vuelo. Solo toca despegarse del suelo” Calle13

Para un coche tras 2 minutos, nos llevan a Coyhaique (+130Km)

texto_libro