1 Mayo: 1,2,3,4,5

5 han sido los autos que nos han traído hasta Motueka, una mano de coches. Una mano que saluda a cada uno de sus conductores agradeciendo el impulso de parar y recogernos.

1- Una chica Neozelandesa que comenzaba sus vacaciones y acostumbraba a recoger haciendo dedo. 4 fuimos recogidos en el tramo de nuestro viaje hacia Nelson. Alucinante bondad. Un coche con una neozelandesa, una alemana un francés y dos españoles viajando gratis sin pedir nada mas a cambio que una buena historia que contar durante el trayecto.

Wherer are you from es el comienzo de todas…

2- Un coche negro para, como adivina Javi. Y una pareja de maorís de Coromandel ofrecen con sonrisa a llevarnos. Hablamos poco el acento nos dificulta el entendimiento, pero asienten continuamente con un Yeeeeeeeah que resuena como ritmo de tambon, su voz suena a música.
Curioseamos sobre su cultura, les preguntamos si salen de viaje fuera de N.Z., responden que no. Para ellos España es un sueño casi inalcanzable, para nosotros los maoris el mismo sueño, cumplido.

3- 2 jóvenes alemanes nos ven de lejos desde la gasolinera donde repostan, e intuimos las ganas de recogernos, casualmente se dirijen a Nelson en busca del Abel Tasman Track. Esta experiencia es codiciada por gente de todo el mundo y habiendo llegado a este término solo nos queda relajar y disfrutar del paisaje.

Llegados a Nelson,en la oficina de turismo nos explican toda la informacion necesaria para iniciar el treckking. Aun nos hace falta provisionarnos del equipoy reservar las estancias en los refugios, requisito indispensable para el control de los caminos, y cuidado de la reserva.

Decidimos continuar hasta el pueblo donde comienza el recorrido. Motueka

4- Seguimos el sorteo de coches avanzando por la carretera, salir del pueblo nos garantiza tomar la dirección correcta hacia nuestro destino. Barbara se detiene al verlo, sin dudarlo, acerca su furgo hasta la cuneta y nos recoge.
Barbara, una mujer mayor dueña de una furgo destartalada, llena de cachivaches imposibles de acertar para que sirven Javi viaja delante junto a ella y entre ellos surgen mas las risas que las palabras pero el trayecto ha sido corto aunque muy divertido. Esta Neozelandesa 100% kiwi, llena de sonrisas y calor humano nos regala un abrazo al devolvernos al arcén.

Un privilegio conocerla.

5- Somos 4 en la misma esquina para llegar a Motueke. Overbooking de viajeros gratis. No queremos molestar y respetamos el turno, asi que nos escondemos para evitar el tumulto, no sin avisar de nuestra intención. Pero parece que nuestra intención es bien tomada por los preferentes. Un pick up rojo (otra vez) se detiene a recogerles y ellos nos hacen gestos para indicarnos de que hay sitio para ir todos juntos. GOAL!!

Un holandes, un Motuekense (si asi se puede decir), un israelita y dos españoles viajan en una furgoneta…seguramente salgan muchos chistes de estas situaciones, y a la vista de mis preguntas y las caras de no entender, suena bastante a broma.

Llegados a Motueka- Hotel- Compra

Cuando mi cabeza ya parece no poder mas, del trabajo de traductora, del entusiasmo y el asombro por tanta suerte, pueda parece que ya nada queda por descubrir…una nunca debe bajar la guardia.

Una pareja de chilenos esperan como nosotros para cenar en la calma de este hostel.
Sentandos para la cena, y antes de empezar a disfrutar de la comida, un “que aproveche” puede ser y lo fue, la llave para conocer a 2 almas tan gemelas como las nuestras.

Pablo y Paulina, llegaron a Nueva Zelanda con un sueño en bruto, hace 11 meses. Un sueño que han ido tallando hasta diseñar la maqueta de su futuro, lindo con una casa construido con sus propias manos gracias a los conocimientos aprendidos en este pais de filósofos de la tierra.

Son visa workers, trabajan recogiendo manzana, y nos animan a buscar trabajo. Se les ve orgullosos de haber roto los standares conservadores chilenos que les hubieran llevado a trabajar en una oficina. Ingenieros los dos por el mismo sueldo de un mes allá, aquí trabajan, 1 semana, y en la tierra, en contacto directo con el mundo elemental.

Paulina me habla y somos espejos la una de la otra, menuda conexion tan brutal, que me impacta, y nos abrazamos, felices de nuestro por fin encuentro.
Cuanta unión en tan poco tiempo. Cuantas son las preguntas que no nos atrevemos a respondernos. Al menso una sonrisa es la clave de todas ellas.

Hoy día de la madre en Motueka, hemos llegado al umbral de la felicidad.

motueka

25 Abril Para el viajero no importa saber el día de la semana, solo el de llegada y partida.

Los caprichos del tiempo parecen engañar facilmente a la percepción y por momentos creo que el ayer sucedió hace mil años. La culpa de este desorden espacio temporal me viene de la noche en el autobús dirección Wellington.
Sufro de Bus-lag.
La llegada a Auckland fue mas tranquila, que la primera, nos movemos con mas soltura por Queen Street. Soltamos la furgoneta aliviados por un perfect check out (a pesar de algunos toques de chapa de poca importancia pero de molesta incertidumbre sobre nuestra fianza) cargamos nuestras mochilas y comezamos de nuevo la caminata..

Nunca el peso extra de mi mochila me lleno de tanta felicidad. Siento que llevo puesto todo lo que necesito, cargado con mi esfuerzo, me hace sentirme como poderosa locomotora.

Auckland sigue fluyendo, rios de personas/peces de todos los colores, arriba y abajo.
El mismo músico con su guitarrita electrica, sigue tocando con alegria. Auckland con sus miles de escaparates de comida para humanos, ya te pillé el truco!.
Nos comemos una hamburguesa y nos sacamos fotos. Aqui comer es todo un show, y somos actores de su espectáculo.

Pero nos marchamos de esta ciudad, alas 19:50 hacia Wellington, no quedan mas opciones de viajar en otro transporte hacia la ciudad capital de este pais. Nos dirijimos hacia el andén cuando nos vemos metidos en un autobús auxiliar rodeados de maories y mochileros. El autobus principal de dos plantas y asientos de cuero es mas adecuado apra sus viajeros de maleta y rostro pálido. Casualidad? Somos salvajes!!

Al poco de arrancar el grupo de jóvenes maories, abrazando un ukelele cantan asombrosamente como si viajasemos con un coro de angeles. En silencio disfrutamos. Cada nota un regalo, el sonido del ukelele nos reconforta y adormece entre los vaivenes de autobus de 2ª clase. Entre canción y canción, se escuchan las risas jóvenes, recuerda el sonido de los pájaros de estecontinente.

Once horas de viaje en la noche y dormimos casi durante toso el trayecto a pesar de torturador autobus.A nuestro lado viajan una curiosa pareja. Un señor grande que recuerda a Kirk Douglas en 20.000 leguas de viaje submarino, y una chica cuya cara nos parece de pícara española…

Acertamos!
Conversamos de madrugada en la parada del bus. Magda es de Mallorca acompaña a este gran señor que llamamos Capitan a Wellington, para tramitar los papeles de su barco que dejó averiado en Tahití. Ambos se conocieron en Fat Cat, Hostel que regenta Magda en la isla norte, el mas barato de todo N.Z apunta con sonrisa que achina sus expresivos ojos.

A nuestra llegada a las 5 de la mañana, la suerte se despierta antes que nosotros. El conductor del bus se ofrece a acercarnos hasta el hotel, donde tienen reservado Magda y el capitan, nuevo y económico. Perfecto. Y sin haber despegado caso los ojos por completo, tenemos la mejor compañia para conocer esta ciudad llena de arte, tierra viva y mar abierto.

Todavía tengo el cuerpo cansado de tanta intensidad en tan poco tiempo. Esta aceleración esta siendo rápida y en ascenso. De mi litera superior, vuelvo a compartir espacio sonidos y saludos con personas de todo el mundo.

Esta noche cenaremos con Magda, el Capitan y unos amigos del Fat Cat.Hoy es el cumpleaños de uno de ellos y lo celebraremos, por su nacimiento y por el nuevo encuentro.

Mágico encuentro con Magda y el Capitan

21 Abril Dias monumentales

Cuevas, playas calientes, turismo natural…Amanece día tras día y el dios sol me saluda con un guiño entre las nubes, yo desde la playa le sonrío y comienzo el día en Hot Beach.
Todo es distinto y familiar en la otra parte del mundo, donde cada uno se siente el centro de su planeta.

Este sube y baja en la cama elástica del tiempo agota sin saber claramente la razón.
Las noticias desde casa nos reconfortan y completan el día lleno de elementos conocidos dispuestos de otra manera, a otro antojo.

Desde un alto despedimos el dia en el que el mar nos ha quemado los pies y las catedrales son rocas de acantilados, que anuncian constantes y maravillosos derrumbamientos.

El sol se ha retirado por el Oeste, al menos esta regla sigue su costumbre.
Las olas, 1, 2, 3…infinito tronar, alguna caprichosa sorprende y salpica el caminar de los paseantes en nuestro camino.

Comer, andar, vivir.

catedral de marmol catedral de marmol catedral de marmol ropa tendia playa termal hot beach

Vivimos en una furgo espacial

El modo de vida en la furgo es el ejemplo de la vida del caracol (turbo y gasolina)
Rodamos por NZ sin tener que llevar las mochilas a cuestas, no parece lujo pero lo es,  sobre todo por que es el modo mas económico de viajar por este exclusivo país de jubilados.

Amenecemos y nos acostamos pronto. Los días son demasiado cortos en esta época del año, por eso dormimos mucho, y por le mismo precio comemos de maravilla en lugares paradisiacos.

Lo malo está en la cantidad de horas conduciendo a velocidad de caracol, carreteras enrosacadas, aqui no existe la prisa a pesar del poco tiempo de luz, empleamos la mayor parte del tiempo en desayunos, higiene, lavar la ropa, ordenar la furgo, llegar a los destinos, preparar comida, paseos puesta de sol y cenas

Algunas nochen nos pilla demasiado frescos pero la mayoria de las tareas, como conseguir una ducha, o comprar la comida (en los mercados) nos deja satisfechos de la tarea cumplida.

Buscamos razones para dejar España y buscar otro lugar para vivir. N.Z. todavía no convence, aunque por sus buenos sueldos esta es la tierra prometida. Yo no me he prometido todavia a ella, al menos no hoy, quiza mañana…

Seguimos en la furgo, pequeñita pero ya acostumbrados a sus dimensiones, rodamos en nuestro nido con ruedas, Cambiamos de vistas, hoy sur, o norte?,  cielo estrellado o amanecer sobre el pacífico? Estas son nuestras misiones ahora, somos libres en esta tierra porque despegamos cuando queremos, con la mirada en el horizonte hacia el siguiente destino.

Pensamos en parar unos días en un punto fijo, Coromandel. Llevamos 10 dias de ruta muy intensos, pero por fin haremos escala. Pararemos la nave y que el sol salga por donde quiera.GitaneandoDSC02749

20 Abril Morning Comodoro

En mi contrapunto habitual, los días que mejor me acuesto y duermo, son los que mas temprano me levanto, con ansias de vivir.
Lo que me lleva a buscar quehaceres maravillosos en los días tan cortos que vivimos en N.Z. Por eso me he venido a saludar el día a la playa, y sentada en un tronco frente al mar, espero a saludar al sol, desde su llegada al primer país donde nace el día en cada fecha del calendario.
Espero con toda tranquilidad que puedo recordar despues del desasosiego de los últimos días que me ha cubierto de dudas y malos pensamientos.

El trecking por el Tongariro, uno de los lugares mas maravillosos y alucinantes jamas visitado, no pudo ser disfrutado a la altura. Recorrer los km a través de la tierra de horcos sintiendo en mi una maldad  que me hizo vivir Mordor en primera persona. Fue como si el anillo se hubiera apoderado de mi.

Sufro el tercer periodo en un mes y medio. Estoy desbaratada, hemorragias verbales que se transformas en…

Ya sale el Sol…Rosa luz, sale rápido (Sol y yo) Tiene ganas de brillar, y sube alto, no se detiene, vistiendo de colores todos los lugares. Gracias Infinitas!

Ya no estoy triste…Cuando mas abajo llegues siempre puedes mirar el astro que también sale para ti, para todos y para todo.

Tongariro, paisaje sideral, volcán, señor del corazón de NZ que escupe malos humos pero los convierte en espectáculo. Saca ticket.
Lagos únicos de colores ficticios en esta realidad, paseo largo de 20 km, subiendo por rocas, bajando por el peligro del desprendimiento. Sensaciones del cuerpo al límite, por fin cede a la mente, cansada. Vuelta al nivel cero.

Los puntos suspensivos nos acompañan a cada segundo, pero la voluntad asoma y el día nos regala otra oportunidad. Unas termas públicas de agua volcánica caliente, barato y en privado…

EL descanso del guerrero de la luz.
Dormimos limpios, calientes y abrazados.

Mordor

16 Abril Waitomo

El AMOR se alimenta de su alrededor.

Es un monstruo, pero puede ser bueno, o malo.
Come flores, huele bien y tiene el morro siempre lleno de pétalos, aunque también come piedras y tiene los dientes mellados

Cuando está en el mar, se siente libre, y juega con las olas, disfruta tranquilo porque no necesita mas. Pertenece a ese lugar y el viento le acaricia el pelo, que es rizado, como las olas que toca…
Juega con un palo y se siente el ser mas bellos del universo. Todo es luz para el mosntruo del AMOR pero…
Cuando se siente encerrado, sus ojos se vuelves opacos y apunta con su dedo todo lo que no le gusta.
Es un mosntruo bello, pero no se lo digas porque te hará sufrir.

Cuidado con el monstruo.

mostruo

15 Abril Rarawa Beach



Modo survivor – sin gas – sin dinero – sin amor

Por el camino loco se pasan calores,  como dice la Mala Rodriguez. Ayer traspasamos las fronteras del entendimiento y la comprensión hasta llegar a tocar la contradicción mas absoluta. Aun contando con las mismas herramientas, el lenguaje, los mapas, la moneda..es imposible acordar los objetivos. El Ego no deja vernos e interferencia continuamente en las transmisiones.
Salimos de Kakarua, amanecer tranquilo en un aplaya de arena grisácea, como nuestra actitud. Una cañailla me da los buenos días mientras doy un paseo por la orilla para ver salir el sol. Algunos madrugadores salpican el alrededor con una sonrisa y buenos hábitos. Tomamos un buen desayuno y manejamos la campervan hasta Kawa Kawa. Alli saludamos el último pueblo que piso Undertwasser. Artista naturista que lego a su comunidad unos baños públicos donde cada turista aporta su voluntad y la santa mierda que él hace creer y crecer en los jardines que adornan el tejado de los baños, floridos y arbolados.
Souvenirs, artículos de coña y deshechos llevan su nombre. Grande Undertwasser, un ser muy natural.

Continuamos nuestra ruta, la carretera se riza cada vez mas mientras subimos por un puerto escarpado del interior de la isla norte. La furgo sube muy forzada, lleva el peso de dos Egos muy hinchados. No hay palabras, solo la radio opina en su monólogo que nadie mas escucha. Ojala una canción hiciera el milagro de reencontrarnos, pero no suena. Me agarro al volante y me concentro en conducir.

Al llegar a Ahima, catarsis, de nuevo…llevamos mas de 8 horas rodando y todavía no hemos acordado el destino. Como puede ocurrir esto a veces? Millones de preguntas sin respuestas, sentencias que no se pueden cumplir, palabras que desobedecen a su significado…Lucha de Egos que abandonan por agotamiento…y llega la calma

Buscamos un sitio para descansar pero tarda en llegar…pero por fin el ripio nos lleva por el buen camino, un camping fuera de temporada con furgonetas, paramos ha hacer tribu.

El lugar promete.

Las estrellas nos saludan y los mosquitos grandes como puños aguardan para meterse en nuestra furgoneta. Noche de de matanza brutal de mosquitos…

Amanece y todo es bello como un cuento.

 Bicho o demonio?